La bodega San Pedro de Yacochuya está a sólo 8 kilómetros de Cafayate, con la particularidad de encontrarse a 2.035 metros sobre el nivel del mar, lo que hace de su terroir algo único e inigualable. Es un rincón privilegiado de una de las regiones vitivinícolas más altas del mundo. Y es la cuna de oro para dos de los tintos más excelsos del país: el San Pedro de Yacochuya, malbec con un toque de cabernet sauvignon, y el premium Yacochuya, sólo sin adjetivos. La bodega tiene una capacidad de elaboración de 90 mil litros y está equipada con la más alta tecnología. Las variedades tintas crecen en viñas espaldero de más de 60 años de edad, regadas por surcos con agua de vertiente. El sol, la amplitud térmica y las características de un suelo bendecido por su riqueza les dan el toque final para hacerlas únicas en su clase.

Mostrando los 11 resultados

Mostrar Filtros